Categorías
Blog

La Cultura Maya, conozca todo sobre el imperio de los mayas

El Imperio Maya, centrado en las tierras bajas tropicales de lo que hoy es Guatemala, alcanzó su apogeo e influencia alrededor del siglo VI d.C. Los mayas se destacaron en la agricultura, la cerámica, la escritura de jeroglíficos, la elaboración de calendarios y las matemáticas, y dejaron atrás una asombrosa cantidad de arquitectura impresionante y obras de arte simbólicas. Sin embargo, la mayoría de las grandes ciudades de piedra de los mayas fueron abandonadas en el año 900 d.C., y desde el siglo XIX los estudiosos han debatido qué podría haber causado este dramático declive.

También te puede interesar: Guía espiritual Maya

Localizando a los mayas

La civilización maya era una de las sociedades indígenas más dominantes de Mesoamérica (un término utilizado para describir a México y Centroamérica antes de la conquista española del siglo XVI). A diferencia de otras poblaciones indígenas dispersas de Mesoamérica, los mayas estaban centrados en un solo bloque geográfico que cubría toda la Península de Yucatán y la actual Guatemala; Belice y partes de los estados mexicanos de Tabasco y Chiapas y la parte occidental de Honduras y El Salvador. Esta concentración mostró que los mayas permanecían relativamente seguros de la invasión de otros pueblos mesoamericanos.

¿Lo sabías? Entre los primeros mayas existía una sola lengua, pero en el período preclásico se desarrolló una gran diversidad lingüística entre los diversos pueblos mayas. En la actualidad, en México y América Central, alrededor de 5 millones de personas hablan unos 70 idiomas mayas; la mayoría de ellos son bilingües en español.

Dentro de esa extensión, los mayas vivían en tres subáreas separadas con diferencias ambientales y culturales distintas: las tierras bajas mayas del norte en la Península de Yucatán; las tierras bajas del sur en el distrito de Petén del norte de Guatemala y porciones adyacentes de México, Belice y el oeste de Honduras; y las tierras altas mayas del sur, en la región montañosa del sur de Guatemala. Los mayas de la región sur de las tierras bajas alcanzaron su apogeo durante el Período Clásico de la civilización maya (250-900 d.C.), y construyeron las grandes ciudades y monumentos de piedra que han fascinado a los exploradores y estudiosos de la región.

Mayas Tempranas, 1800 a.C. a 250 d.C.

Los primeros asentamientos mayas datan de alrededor de 1800 a.C., o el comienzo de lo que se llama el Período Preclásico o Formativo. Los primeros mayas eran agrícolas y cultivaban maíz, frijoles, calabazas y mandioca. Durante el período preclásico medio, que duró hasta alrededor del año 300 a.C., los agricultores mayas comenzaron a expandir su presencia tanto en las regiones altas como en las tierras bajas. El período preclásico medio también fue testigo del surgimiento de la primera gran civilización mesoamericana, los olmecas. Al igual que otros pueblos mesamericanos, como los zapotecos, totonacas, teotihuacanas y aztecas, los mayas derivaron una serie de rasgos religiosos y culturales -así como su sistema numérico y su famoso calendario- de los olmecas.

Además de la agricultura, los mayas preclásicos también mostraron rasgos culturales más avanzados como la construcción de pirámides, la construcción de ciudades y la inscripción de monumentos de piedra.

La ciudad preclásica tardía de Mirador, en el norte de Petén, fue una de las ciudades más grandes jamás construidas en las Américas precolombinas. Su tamaño eclipsó a la capital maya clásica de Tikal, y su existencia demuestra que los mayas florecieron siglos antes del Período Clásico.

Ciudades de Piedra: Los Mayas Clásicos, 250-900 d.C.

El Período Clásico, que comenzó alrededor del año 250 d.C., fue la edad de oro del Imperio Maya. La civilización maya clásica creció a unas 40 ciudades, incluyendo Tikal, Uaxactún, Copán, Bonampak, Dos Pilas, Calakmul, Palenque y Río Bec; cada ciudad tenía una población de entre 5.000 y 50.000 habitantes. En su apogeo, la población maya puede haber alcanzado los 2.000.000 de habitantes.

Las excavaciones de sitios mayas han desenterrado plazas, palacios, templos y pirámides, así como canchas para jugar el famoso juego de pelota maya ulama, todos ellos de importancia ritual y política para la cultura maya. Las ciudades mayas estaban rodeadas y apoyadas por una gran población de agricultores. Aunque los mayas practicaban un tipo primitivo de agricultura de «tala y quema», también mostraban evidencia de métodos agrícolas más avanzados, como el riego y la construcción de terrazas.

Los mayas eran profundamente religiosos y adoraban a varios dioses relacionados con la naturaleza, incluyendo los dioses del sol, la luna, la lluvia y el maíz. En la cima de la sociedad maya estaban los reyes, o «kuhul ajaw» (señores santos), que afirmaban estar relacionados con los dioses y seguían una sucesión hereditaria. Se pensó que servían como mediadores entre los dioses y la gente de la tierra, y realizaban las elaboradas ceremonias religiosas y rituales tan importantes para la cultura maya.

Artes y Cultura Maya

Los Mayas Clásicos construyeron muchos de sus templos y palacios en forma de pirámide escalonada, decorándolos con elaborados relieves e inscripciones. Estas estructuras han ganado a los mayas su reputación como los grandes artistas de Mesoamérica. Guiados por su ritual religioso, los mayas también lograron avances significativos en matemáticas y astronomía, incluyendo el uso del cero y el desarrollo de complejos sistemas de calendario como la Ronda del Calendario, basada en 365 días, y más tarde, el Calendario de Larga Cuenta, diseñado para durar más de 5.000 años.

La exploración seria de los sitios mayas clásicos comenzó en la década de 1830. A principios o mediados del siglo XX, una pequeña parte de su sistema de escritura jeroglífica había sido descifrada, y se conoció más sobre su historia y cultura. La mayor parte de lo que los historiadores saben sobre los mayas proviene de lo que queda de su arquitectura y arte, incluyendo tallas en piedra e inscripciones en sus edificios y monumentos. Los mayas también hicieron papel de corteza de árbol y escribieron en libros hechos de este papel, conocidos como códices; se sabe que cuatro de estos códices han sobrevivido. También se les atribuyen algunos de los primeros usos del chocolate y del caucho.

La vida en la selva tropical

Una de las muchas cosas intrigantes acerca de los mayas fue su habilidad para construir una gran civilización en un clima de selva tropical. Tradicionalmente, los pueblos antiguos habían florecido en climas más secos, donde la gestión centralizada de los recursos hídricos (mediante el riego y otras técnicas) constituía la base de la sociedad. (Este fue el caso de los teotihuacanos del altiplano mexicano, contemporáneos de los mayas clásicos.) En las tierras bajas del sur de Maya, sin embargo, había pocos ríos navegables para el comercio y el transporte, así como ninguna necesidad obvia de un sistema de riego.

A finales del siglo XX, los investigadores habían llegado a la conclusión de que el clima de las tierras bajas era, de hecho, muy diverso desde el punto de vista medioambiental. Aunque los invasores extranjeros estaban decepcionados por la relativa falta de plata y oro en la región, los mayas aprovecharon los numerosos recursos naturales de la zona, incluyendo la piedra caliza (para la construcción), la obsidiana de roca volcánica (para herramientas y armas) y la sal. El ambiente también contenía otros tesoros para los mayas, incluyendo jade, plumas de quetzal (usadas para decorar los elaborados trajes de la nobleza maya) y conchas marinas, que se usaban como trompetas en ceremonias y guerras.

La misteriosa decadencia de los mayas

Desde finales del siglo VIII hasta finales del IX, algo desconocido sacudió a la civilización maya hasta sus cimientos. Una por una, las ciudades clásicas de las tierras bajas del sur fueron abandonadas, y para el año 900 d.C., la civilización maya de esa región se había derrumbado. Se desconoce la razón de este misterioso declive, aunque los estudiosos han desarrollado varias teorías que compiten entre sí.

Algunos creen que para el siglo IX los mayas habían agotado el medio ambiente que los rodeaba hasta el punto de que ya no podían mantener una población muy grande. Otros estudiosos mayas sostienen que la guerra constante entre ciudades-estado rivales llevó a la ruptura de las complicadas alianzas militares, familiares (por matrimonio) y comerciales entre ellos, junto con el sistema tradicional de poder dinástico. Al disminuir la estatura de los santos señores, sus complejas tradiciones de rituales y ceremonias se disolvieron en el caos. Finalmente, algunos cambios ambientales catastróficos -como un período extremadamente largo e intenso de sequía- pueden haber acabado con la civilización maya clásica. La sequía habría afectado a ciudades como Tikal -donde el agua de lluvia era necesaria para beber y para el riego de los cultivos-, especialmente duro.

Estos tres factores -la superpoblación y el uso excesivo de la tierra, la guerra endémica y la sequía- pueden haber contribuido a la caída de los mayas en las tierras bajas del sur. En las tierras altas de Yucatán, algunas ciudades mayas -como Chichén Itzá, Uxmal y Mayapán- continuaron floreciendo en el Período Posclásico (900-1500 d.C.). Para cuando llegaron los invasores españoles, sin embargo, la mayoría de los mayas vivían en aldeas agrícolas, sus grandes ciudades enterradas bajo una capa de selva tropical verde.

¿Aún existen los mayas?

Los descendientes de los mayas todavía viven en América Central, en la actualidad, en Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador y partes de México. La mayoría de ellos viven en Guatemala, donde se encuentra el Parque Nacional Tikal, donde se encuentran las ruinas de la antigua ciudad de Tikal. Sesenta por ciento de los guatemaltecos son de ascendencia maya.

Los Nawales Mayas

  1. B’ATZ’.
  2.  E.
  3. AJ.
  4. I’X.
  5. TZ’IKIN.
  6. AJMAQ.
  7. NO’J. 
  8. TIJAX.
  9. KAWOQ.
  10. AJPU.
  11. IMOX.
  12. I’Q.
  13. AQ’AB’AL.
  14. K’AT. 
  15. KAN.
  16. KAME.
  17. KEJ.
  18. Q’ANIL.
  19. TOJ.
  20. TZ’I.

2 respuestas a «La Cultura Maya, conozca todo sobre el imperio de los mayas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *